Do Laundry lavanderia autoservicio

Bienvenido a la Franquicia Líder con más de 282 Sedes en Toda Europa.

Monta tu propio negocio sin Franquicia ni Royalties.

Sé libre y ten tu propio sueldo.


Llámanos

Trucos para evitar planchar después del lavado

14 de septiembre de 2018 | Blog

Sabemos que la tarea de planchar la ropa es agradable para muy pocos ya que requiere mucho tiempo en nuestro día y muchas veces necesitamos tener ciertas habilidades para planchar nuestra ropa como queremos. Además, en épocas de buenas temperaturas como el verano, el planchado provoca más calor.

En Do Laundry nos preocupamos por tu tiempo y queremos ofrecerte los mejores consejos para no tener que afrontar esta espantosa tarea doméstica. Por ello, hemos elaborado una guía de recomendaciones con la que podrás olvidarte un rato de la plancha. ¡Pon en práctica estos consejos y dedica tu tiempo a planchar haciendo lo que más te gusta!

Evitar la plancha no solo te ahorrará tiempo, sino que también te permitirá reducir una buena parte del consumo eléctrico de tu hogar, resultando en un menor costo a fin de mes. ¡Y no solo eso! Evitará comprar imprimaciones, agua destilada e incluso dolores de espalda y hombros después de una larga sesión de planchado.

Elige bien tu ropa antes de comprarla, evitarás planchar

Examinar la composición de las prendas antes de que tengan cabida en nuestro armario nos ayudará en su posterior cuidado y, por tanto, en el planchado. Los tejidos con un porcentaje de fibras sintéticas se arrugan mucho menos que los que son 100% naturales y su calidad no disminuye.
También hay tejidos que quedan muy bien sin planchar, como la seda, el algodón premium o la viscosa. No ocurre lo mismo con el lino, que siempre debe ser planchado, o el algodón fino. Otras prendas están diseñadas para llevarlas arrugadas, hazlo.

Lavado: tu mejor aliado frente a la tarea de planchar

A la hora de seleccionar ropa para lavar debemos tener en cuenta una serie de consideraciones para evitar que la ropa salga excesivamente arrugada:

  • Cargue la lavadora lo menos posible. No cargue la lavadora al límite. El exceso de ropa dificulta el lavado y enjuague y también las arruga más.
  • Utilice un programa de lavado corto. Usar un programa a una velocidad demasiado alta aumenta las arrugas. Aproximadamente 600 rpm son suficientes para eliminar el 30-40% de la humedad, suficiente para un tendedero ventilado. A menos que su ropa esté muy sucia, evite lavarla a altas temperaturas. La temperatura ideal es entre 30 y 40º.
  • Suavizante y detergente, sí, pero la cantidad justa. Controlar la dosis precisa ayuda a proteger la calidad del tejido y nos ayudará a reducir las arrugas. En nuestras lavanderías de autoservicio Do Laundry, contamos con difusores electrónicos de última generación, que favorecen su distribución por toda la lavandería, evitando así daños en la ropa y aumentando su durabilidad.

Ropa bien extendida, planchando en el olvido

La fase de secado es fundamental para evitar planchar la ropa. Si decides utilizar la secadora, debes elegir un programa de secado delicado con una temperatura media-baja para no secar demasiado la ropa, ya que esto provoca arrugas.
Si, por el contrario, se va a secar al aire, debe disponer la ropa al finalizar el programa de lavado. Antes de colgarlo, agítalo y colócalo lo más recto posible para evitar arrugas. Para evitar marcas de pellizcos, sostenga los artículos cerca de las costuras.

Ya en la última fase de almacenamiento, dobla la ropa rápidamente, sin dejar que cuelgue demasiado. Cuando lo doble, estire bien las telas con las manos sobre una mesa.

Deja un comentario