Do Laundry lavanderia autoservicio

Bienvenido a la Franquicia Líder con más de 282 Sedes en Toda Europa.

Monta tu propio negocio sin Franquicia ni Royalties.

Sé libre y ten tu propio sueldo.


Llámanos

10 cosas que puedes hacer mientras esperas tu colada (I) – Do Laundry

Vivimos bajo estrés, Todos sabemos. Pasamos el día corriendo de un lugar a otro. De la casa al trabajo, del trabajo al gimnasio, del gimnasio para recoger a los niños a las actividades extraescolares, volver a casa, preparar la cena … dormir (en el mejor de los casos). Buff, toda una montaña rusa con casi ningún tiempo para detenerse a respirar. ¡Pero detente! Hay un momento, un amado intervalo de tiempo que puedes disfrutar para ti … o para quien quieras. El es tiempo de lavado.

En las siguientes líneas te mostraremos dos de diez cosas que puede hacer mientras espera que su ropa salga de la lavadora y secadora y sumergirse de nuevo en la vorágine diaria. Esta vez es para ti. ¡No lo robes!

Aprovecha para leer (las etiquetas …)

Puede que llegues tarde … pero es mejor leer las etiquetas de tu ropa ANTES de poner la ropa en la lavadora … ¿Sabías que ese suéter que tanto te gusta podría llegar a ser un poco más? Que el de tu sobrina ¿camisa? Si. El de 3 años.

Para evitarlo, nada mejor que tomarse el tiempo de leer las recomendaciones de lavado que ofrecen los fabricantes. Algunos de los habituales leyendas y simbolos que podemos encontrar responder a las siguientes advertencias: No lavar en agua, Temperatura máxima 30 grados, lavar a mano, no usar lejía, admitir el uso de lejía, no admitir ningún producto (solo lavar en agua), secado horizontal, vertical secar, no secar en secadora, secar en secadora a temperatura normal …

Entonces, acepta este consejoSi aún no lo ha hecho, aproveche el tiempo que pasa mientras su ropa se lava en la lavandería para estar atento a las etiquetas que aún no ha revisado.

Aprender a coquetear

¿Sabes que uno de los métodos científicos más eficaces es el llamado ensayo y error? Esto significa que la mejor manera de aprender es poner en práctica las técnicas y ver si el resultado es positivo o negativo. Mientras esperas en la lavandería puedes hacer algunas pruebas para quién sabe si no para ir directamente a casa cuando la lavadora esté terminada …

Dejaré algunas «cosas» para que las recojas en la lavandería. Pruébelos y hágame saber cómo resultaron en los comentarios de este artículo.

1.- «Cambio»: Una de las mejores formas de meterse con tu compañero de cuarto en la lavandería es el típico «Mira, lo siento, ¿tienes algún cambio?» Sí, lo sé, hoy en día hay un cambiador en casi todas las lavanderías, pero el truco es arrugar la factura tanto como sea posible. Incluso puedes hacer una pequeña muesca (si es pequeña no perderá valor) y argumentar que la máquina no la acepta. Esto le permitirá iniciar una conversación, pero el resto depende de usted. NOTA IMPORTANTE: Para realizar esta acción, nunca meta la factura en la lavadora …

de ellos.- «Café»: Es común que mientras esperas en la lavandería quieras un café o un refresco, pero tienes tus maletas ahí con ropa y no es muy normal dejarlas ahí, solas e indefensas. Otra buena táctica, por tanto, es pedirle que vigile tu ropa mientras vas a tomar un café u otra copa. En este caso, es importante SIEMPRE ofrecerte a darles algo. Es una gran manera de romper el hielo y, encima, demuestras que eres una persona generosa, de esas que después de una cena romántica el camarero trae la cuenta, eres el primero en sacar tu billetera.

Bueno, hasta ahora nuestros dos primeros consejos. La semana que viene te daremos algunas ideas nuevas para que tu tiempo en la lavandería pueda usarse para algo más que cepillarte.

¡Hasta la próxima semana!

Deja un comentario